La Biblioteca Nacional de Buenos Aires

Biblioteca Nacional de Buenos Aires

El edificio de la Biblioteca Nacional es imponente aunque tiene poco del estilo clásico de gran parte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es de corte moderno, vanguardista, en medio de un paisaje verde. Sin embargo, no es la primera sede de esta entidad.

En 1810 fue creada esta biblioteca por un decreto aunque por entonces bajo el nombre de Biblioteca Pública de Buenos Aires. La misma se encontraba en el edificio del Cabildo hasta que dos años más tarde fue trasladada a la esquina de las calles Moreno y Perú, una zona histórica conocida como la Manzana de las Luces.

En el año 1960, se decidió que la biblioteca cambiara su rumbo. Así fue como se destinaron dos hectáreas en el barrio de Recoleta, entre las avenidas Del Libertador y Las Heras y las calles Agüero y Austria, para que allí se construyera un nuevo edificio.

Un concurso nacional fue llevado adelante para la realización de la obra y fue el trío a conformado por los arquitectos Clorindo Testa, Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga de Bullrich el ganador. Lo curioso fue que el proyecto elegido entre las decenas de propuesta fue una idea novedosa para la época, un diseño de estilo brutalista que se apoyaba en las estructuras de hormigón armado, rústico. Por otra parte, se privilegiaban los espacios vedes.

La sala de lectura se ubicaría en altura, cubierta con ventanales con vista al puerto y al Río de la Plata mientras que a nivel del suelo estaría el parque y en el subsuelo los depósitos para así proteger a los libros de la luz. Así fue como el edificio fue pensado como un cuadrúpedo, o como afirmó Testa: “como si se tratase de un ser vivo”.

La sala de lectura de la biblioteca que es el motor de la institución se encuentra entonces sobre pilotes para obtener la preciada vista libre que tanto deseaban sus arquitectos. La entrada se realiza por una plataforma de acceso libre que conduce a un hall de recepción.

La suerte quiso que las obras demoraran muchos años. Recién en 1971 comenzó su construcción y luego las obras fueron suspendidas hasta 1982. En 1992 la biblioteca fue inaugurada y los libros fueron trasladados allí y ubicados en los tres depósitos subterráneos que albergan 3 millones de libros además de diarios y revistas. La biblioteca cuenta con nueve salas de lectura, un auditorio y allí también funciona la Escuela Nacional de Bibliotecarios.

Aunque tal vez no sea uno de los lugares de visita imprescindible que tengáis programados, nunca está de más conocer un poco más de los edificios históricos y culturales de la capital argentina.

Foto Vía: Latido Buenos Aires

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad de Buenos Aires



Deja tu comentario