El Museo del Libro y de la Lengua

Museo del libro y de la lengua

Ayer paseaba por la avenida Las Heras, en el corazón del barrio de Recoleta, cuando un colorido edificio de arquitectura moderna se asomó a escasa distancia de la Biblioteca Nacional. No era otro que el Museo del Libro y de la Lengua, una institución de reciente inauguración que nos regala una cuota de cultura para todos aquéllos que deseamos conocer más sobre literatura y arte.

El Museo del Libro y de la Lengua fue inaugurado el 30 de septiembre de 2011 y es un organismo que forma parte de la Biblioteca Nacional, por eso su cercanía.

El edificio fue diseñado por los reconocidos arquitectos Clorindo Testa y Francisco Bullrich, éste último fallecido el último mes de agosto. La dupla también había sido la responsable del edificio de la Biblioteca Nacional, una construcción poco convencional que fue cuestionada por su estilo en sus comienzos.

El museo ocupa una superficie de 1500 metros cuadrados y, continuando con la herencia del Museo de la Lengua Portuguesa (San Pablo, Brasil) y del Museo del Caribe (Barranquilla, Colombia), se ocupa de dos cuestiones: por un lado la de revalorizar el idioma y los distintos registros autóctonos. Por el otro, recuperar la vida y obra de grandes escritores nacionales que han realizado su aporte a la cultura.

De acuerdo a lo explicado por su directora al momento de la inauguración, el museo busca poner en foco la lengua y la literatura a través de obras plásticas, trabajos de artistas y videoinstalaciones, entre otros. La propuesta es de carácter lúdico y apta para niños y adultos. Tampoco falta una exposición del libros en relación a los avances tecnológicos, exposiciones temporarias, y actividades literarias y de pensamiento.

El Museo del Libro y de la Lengua está dividido en tres plantas. La planta baja está destinada a la lengua y el primer piso a la historia del libro. El segundo piso es el espacio para las exposiciones temporarias y el subsuelo para las actividades. También hay un sector conocido como el Museo del Sitio que se encuentra al fondo de la Plaza del Sector, un espacio verde que comunica al museo con la Biblioteca Nacional, y es una construcción de vidrio en la que se cuenta la historia del predio y de la biblioteca.

Vía: Blog de Paradigma Libros

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad de Buenos Aires



Deja tu comentario