Quilmes, al sur de Buenos Aires

Quilmes

La Capital Federal concentra a gran parte de la población de Buenos Aires sin embargo en sus alrededores se encuentran algunas localidades que tienen estilo propio y una identidad singular. Si bien funcionan al ritmo de la gran capital del país, de alguna forma conservan cierta individualidad además de una tranquilidad difícil de encontrar en otros lugares.

Quilmes es uno de estos lugares, una de las ciudades más antiguas de la provincia y cabecera del partido del mismo nombre. Se encuentra al sur del Gran Buenos Aires y mira al Río de la Plata por lo que ofrece una atractiva costa que es muy visitada especialmente los fines de semana.

La ciudad limita con los partidos de Lomas de Zamora, Almirante Brown, Florencio Varela, Lanús y Avellaneda. Está a unos 15 minutos de la Capital Federal y desde que hace algunos años se construyera la autopista Buenos Aires-La Plata llegar allí es muy rápido. Otra forma de unir ambos puntos es a través del Ferrocarril General Roca o bien optando por los numerosos buses y servicios de charters.

La historia de Quilmes remite al año 1666, fecha en la que se forma la primera población cuando los Kilme, un pueblo originario que habitaba la zona de la actual provincia de Tucumán, fueron trasladados a Buenos Aires luego de ser derrotados por los españoles que conquistaron la región. Estos aborígenes caminaron más de 1.000 km. y muchos de ellos murieron durante el traslado.

Los que sobrevivieron se instalaron en una barranaca que miraba al Río de la Plata. ese punto de Buenos Aires. Fueron unas doscientas familias que transformaron el lugar en la Reducción de la Santa Cruz de los Indios Kilmes. Con los años, pobladores no indígenas se sumaron a la reducción y ésta fue creciendo.

En 1812 se fundó la localidad que entonces dejó de ser una reducción aunque el centro de la misma transcurría entre la iglesia y la plaza de la reducción. Con los años se sumaron otras instituciones y organismos, como la escuela, el ferrocarril, el telégrafo, etc.

Con los años, la localidad se transformó en uno de los grandes centros del conurbano bonaerense y hoy la ciudad concentra una importante población. A pesar de los 17 km. que separan a Quilmes de la Capital Federal, los quilmeños viven al ritmo de Buenos Aires si bien conservan ciertas costumbres «de pueblo».

Un paseo por la costanera, una cerveza en el parque cervecero más importante del país, un recorrido por el Parque Ecológico Cultural Guillermo E. Hudson o una visita al Museo Municipal del Transporte Carlos Llilner y Decoud son algunos de los tradicionales circuitos turísticos que ofrece Quilmes. Recorridos realizados por locales y turistas que desean disfrutar de esta localidad.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Buenos Aires



Deja tu comentario