La Ciudad Universitaria de Buenos Aires

Ciudad Universitaria de Buenos Aires

Buenos Aires es una ciudad que opera como referente mundial en materia de educación para toda la región de Sudamérica. Muchas de sus universidades son cuna de profesionales destacados en el mundo entero, y por ello recibe numerosos estudiantes de diversos países que llegan para profesionalizarse en sus estudios.

La Universidad de Buenos Aires es una de las más prestigiosas del país y de América. Es una universidad nacional, gratuita y pública que ofrece la más variada gama de carreras distribuidas en diversas facultades.

Hace años, en 1956, se desarrolló un proyecto para crear una Ciudad Universitaria de Buenos Aires donde funcionaran todas las facultades, dando prioridad a aquellas que estaban más necesitadas de un espacio propio. El proyecto inicial contemplaba la construcción de edificios para la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, para Filosofía y Letras, para Arquitectura y Urbanismo y para Ciencias Económicas, por entonces los más perjudicados por la falta de establecimientos adecuados.

En 1958, bajo la rectoría de Risieri Frondizi, un decreto del Poder Ejecutivo cedió a la universidad los terrenos ganados al Río de la Plata en el barrio de Núñez. Recién en 1964 se inició la construcción del primer gran pabellón (actualmente Pabellón II), que fue destinado a los departamentos de Química, Biología y Geología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

En 1967 fue ocupado y, sorpresivamente, debió también alojar a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (actual FADU), ya que su cede se había incendiado. El Pabellón III, que sería para Filosofía y Letras, pasó a ser reasignado para la FADU, cuya situación en aquel entonces era crítica.

La construcción del Pabellón IV ya estaba en marcha. Pero el proyecto se suspendió de manera súbita durante la última dictadura militar (1976-1983). Solo quedan de este inconcluso nuevo pabellón los cimientos y las columnas del subsuelo, y actualmente está abandonado. Posteriormente, se construyeron edificios de menor tamaño, junto al Pabellón I, destinados a dos institutos del CONICET.

Los alumnos de la Universidad de Buenos Aires jamás pudieron ver concretado aquel proyecto que prometía una mejora sustancial en la calidad de las condiciones en las que se toman las clases, unificando facultades y brindando amplios espacios que no adolecieran de los problemas hoy presentes, como la falta de infraestructura edilicia en buen estado y la insuficiencia de los espacios disponibles.

La Ciudad Universitaria es accesible mediante numerosas líneas de colectivo y mediante el tren de la línea Belgrano Norte, en la estación Raúl Scalabrini Ortiz. En su interior, un vasto sector se convirtió lentamente en un espacio natural de gran riqueza, al ser fertilizados los terrenos ganados al río por las aguas de su mismo afluente. Habitan allí muchas aves, como patos, garzas, caranchos y tordos.

Sin duda, visitar la Ciudad Universitaria de Buenos Aires es una experiencia turística peculiar, ya que su arquitectura inconfundible, su entorno natural y la cercanía de una infraestructura de ocio importante sobre la Costanera del río de la Plata ofrece a los viajeros la posibilidad de conocer un fragmento de la historia de la Universidad y de su actualidad, a la vez que disfrutar de un agradable paseo.

Foto vía: la cultura del rechazo

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Ciudad de Buenos Aires



Deja tu comentario