General Juan Madariaga, la Ciudad Gaucha

General Madariaga

En la provincia de Buenos Aires la tradición gauchesca se puede sentir a 310 kilómetros de la Capital Federal, hacia el este por las rutas que llegan hasta Pinamar donde encontramos General Madariaga.

Aquí podrá disfrutar de la pesca deportiva de pejerreyes en la Laguna Salada Grande o Los Horcones, la Fiesta del Gaucho, si llega en Diciembre, y un tour cultural e histórico que lo llevará por los primeros años de la historia colonial Argentina.

Acostumbrada a recibir turistas, encontrará hoteles en la parte urbana, pero lo mejor es hospedarse en alguna de las estancias donde todos los fines de semana habrá fiesta con bailes tradicionales, empanadas, asado y vino. Todas las estancias tienen jineteadas propias. Si no es posible, nada mejor que ir sobre seguro, y reservar vuestros hoteles en Buenos Aires, para hacer una agradable excursión hasta aquí.

En el casco histórico de la parte urbana encontrará un hermoso espacio verde, el Parque Juan Anchorena, ideal para recibir la tarde debajo de un árbol saboreando unos sabrosos pastelitos comprados en alguna panadería artesanal.

Antes de que se oculte el sol, pase por el Museo del Tuyú fundado en 1985 donde encontrará toda la historia de General Madariaga. La casona donde se encuentra ubicado es del año 1910 con los pisos, techos y disposición originales de las casas típicas de aquellos años conocidas como “Casas Chorizo” llamadas así por la disposición de las habitaciones todas interconectadas por un pasillo central que comienza en la puerta de entrada y termina en la puerta del patio.

La Estación de Tren de Madariaga, como la mayoría de las estaciones de trenes de los pueblos de Buenos Aires es de estilo inglés y fue declarada Monumento Histórico y Patrimonio Cultural por su perfecto estado de conservación.

La Casa del Gaucho, es un comercio tradicional que funciona desde el año 1924, es una de las primera edificaciones de 2 plantas que se realizó en el pueblo. Aquí podrá encontrar el mejor recuerdo de su paso por General Madariaga, productos de talabartería y productos comestibles regionales.

Otra particularidad de los pueblos argentinos, son las casas de parteras o matronas, generalmente las mujeres más ancianas del pueblo, en los comienzos del 1900 se encargaban de ayudar a las parturientas ya que los hospitales estaban lejos o no directamente no estaban. La Casa de Doña Fermina, es una casa del año 1908 propiedad de la última partera del pueblo. Se conserva en perfecto estado y a diferencia de la casa del Museo, esta tiene forma de U con el patio con aljibe como centro de la construcción.

Foto Vía: Panoramio

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Buenos Aires



Comentarios (1)

  1. carla dice:

    hola quisiera saber si la partera que mencionas vive?
    gracias.

Deja tu comentario