Picadas, un clásico de la gastronomía argentina

picada argentina

Al igual que sucede en España, a los argentinos les gusta reunirse con amigos para compartir la vida. La gran diferencia es que por lo general lo hacen en sus casas, abriendo sus puertas con la excusa de la buena compañía. También es común encontrarlos en los bares y cafetines, en especial cuando la tarde cede su turno a la noche. Sea el lugar que sea, no falta la buena conversación y una “picada”, que podríamos definir como la versión argentina de las tapas españolas.

La picada argentina es un clásico de la gastronomía local y puede encontrarse en cualquier bar o restaurante. A diferencia de las tapas, en este caso hablamos de algunos tentempié que por lo general tiene menos elaboración que los bocadillos de España y, en lugar de ser servidos en forma individual, se acomodan sobre una única bandeja con diferentes compartimientos.

Todos los comensales comen de la misma bandeja, que por lo general se sirve antes de la comida principal o bien para acompañar un aperitivo o bebida alcohólica, que puede ser cerveza, vino, “fernet” (bebida alcoholica elaborada a partir de varias hierbas) o “vermut” (un licor a base de vino blanco, ajenjo y otros productos de sabor amargo).

La picada no representa una receta estricta y así es como puede estar compuesta de diversos productos que pueden variar de acuerdo al gusto, la cantidad de comensales o la hora en la que se realiza. Aunque, eso sí, no pueden faltar algunos componentes básicos como es el caso de los quesos duros y semiduros, las aceitunas u olivas, el maní, el salame o las patatas fritas. A medida que avanzan las apuestas podemos encontrar todo tipo de embutidos, desde jamón serrano, jamón de York, “mortadela” o morcilla. También pueden incluirse pequeños trozos de milanesa (carne empanada con pan rallado), pepinillos, albóndigas, salchichas, pickles y diversos snacks sin olvidar el pan, básico para acompañar.

Hasta aquí hablamos de la picada tradicional, aquélla que se sirve en los numerosos bares y cafetines del país. Sin embargo, las corrientes gastronómicas más modernas han remodelado el estilo clásico de las picadas añadiendo su toque gourmet. Es así como también podemos encontrar nuevas versiones de la clásica picada, ya sea la patagónica, compuesta por todo tipo de fiambres y embutidos patagónicos, o bien aquéllas que además de los productos mencionados añaden diversas cazuelas con delicias calientes.

Por otra parte, están las picadas “de autor”, más cerca de la alta cocina que de la sencillez porteña. En ellas se puede encontrar desde patés y mariscos hasta berenjenas en escabeche, huevos de codorniz, tortilla de patatas, salsas varias o tacos de carne y pollo.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Gastronomia



Comentarios (2)

  1. La verdad que hoy en dia, la picada tiene su importancia en las juntadas y en las reuniones, es una buena excusa para pasar un rato juntos, disfrutando tanto de las amistades como de los sabores, por eso si llegan a pasar algun vez por Mar Del Plata, pasen por nuestra casa de picada que les brindara las más ricas y abundantes de las picadas en mar del plata

Deja tu comentario