El encanto del Lago Lolog

lago lolog

Basta alejarse algunos kilómetros de los principales centros turísticos de la Patagonia para descubrir paisajes inigualables. Hay exquisitos lugares en sitios escondidos, fuera de Bariloche, San Martín de los Andes o Esquel. Por lo general son sitios que descansan en ese regalo llamado naturaleza, paraísos que si bien comienzan a sentir las amenazas de calentamiento global y otros efectos adversos por el momento logran sobrevivir con todo su esplendor. Es el caso del Lago Lolog, un espejo de agua desconocido para muchas personas que se ha transformado en uno de esos lugares exclusivos para el turismo, quizá debido a que allí la tranquilidad está garantizada.

Para llegar al Lago Lolog hay que transitar un camino de ripio que lo une con la ciudad de San Martin de los Andes. La buena noticia es que el trayecto no es demasiado extenso, apenas unos 12 kilómetros luego de tomar el desvío que nace a tan sólo tres kilómetros de la ruta 234, la principal de la ciudad del Lácar.

Veréis que estáis en el camino correcto si al tomar este camino a su derecho divisáis el Regimiento 4 de Caballería de Montaña y un importante barrio militar. Luego sí, el camino se torna casi desierto aunque de tanto en tanto uno puede divisar algunas pequeñas casas de montaña aunque de esas que se han construido en la zona durante la última década y en las que no falta el lujo y el glamour.

Luego de recorrer los 12 kilómetros de ripio finalmente se llega al lago, un importante espejo de agua enmarcado por grandes montañas que cuenta con diferentes áreas. Villa Lolog es la zona más edificada del lago aunque sólo hablamos de algunas cabañas perdidas cuyas ventanas ofrecen vistas panorámicas del lago. Luego se puede divisar un cruce de caminos que os llevarán a sitios diferentes: a la izquierda, Playa Bonita, un sitio ideal para pasar el día cuando el clima acompaña y a la derecha, un camino que lleva al puente que cruza el río Quilquihue, una zona de pesca. Podéis incluso cruzarlo y bordear una de las márgenes del lago, un área muy tranquila y deshabitada que ofrece fabulosas vistas del Lolog. De continuar por este camino unos 5 kilómetros llegaréis a Puerto Arturo, un sitio con área de acampe donde se encuentra la oficina del guardaparques.

Este paseo es una de las tantas opciones que se pueden realizar a modo de excursión, partiendo desde la ciudad de San Martín de los Andes.

Foto Vía: Patagonia.com.ar

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Artículos sobre Argentina, Patagonia



Deja tu comentario