Costanera Sur, un espacio natural en Buenos Aires

costanera sur

Los contrastes son parte del paisaje natural de la capital federal, diferencias que se pueden advertir con sólo transitar por los distintos barrios de la ciudad, algunos muy modernos y transitados, con grandes torres y complejos edilicios, otros muy tranquilos con sus casas bajas y sus calles arboladas. También hay contrastes que dejan entrever las diferencias socio-económicas, como es el caso de Puerto Madero, donde una suerte de micro ciudad al estilo de Miami ha ido creciendo a lo largo de la última década.

Lo sorprendente es que a sólo pasos de allí se encuentra la Costanera Sur, una zona virgen de la ciudad que hoy no sólo funciona a modo de pulmón verde de Buenos Aires sino que de alguna forma expresa el auténtico “ser porteño” a través de quienes visitan el lugar.

Los fines de semana Costanera Sur se transforma en un gran paseo para las familias que desean pasar sus días al aire libre. Es común ver numerosos grupos que realizan picnics en la zona para disfrutar de la costa del río o bien optan por un clásico “choripan” (sándwich de chorizo), una hamburguesa o un sándwich de vacío, uno de los cortes más clásico del asado argentino.

Tampoco faltan la plaza de juegos infantiles, el compás de la cumbia, un ritmo muy escuchado por las clases populares, y el mate, un tesoro nacional degustado en todos los estratos sociales.

costanera sur

La Reserva de Costanera Sur ocupa 350 hectáreas y es el mayor de los espacios verdes de la ciudad. Habitada por cientos de especies de la flora y la fauna local, típicas de la llanura chaco-pampeana y de la costa del Río de la Plata, el lugar nació en las décadas del ´70 y ´80 cuando se relleno la costa del río con escombros para así ganar terreno. Entonces el lugar se pobló de la flora y la fauna local y en 1986 fue declarado parque Natural y Zona de Reserva.

Muchos años antes, hacia 1918, en la costanera funcionaba el balneario municipal con playas muy concurridas. Ya en la década del ´40 restaurantes y salas de espectáculos abrieron en el paseo aunque en los ´60 el auge del lugar culminó, en especial pro la contaminación de las aguas del Río de la Plata.

Abandonados a su suerte, las restauraciones realizadas en la década del ´90 transformaron al lugar en un sitio para relajarse. Este popular paseo porteño hoy permite recorrer en nuestros viajes a esta ciudad los senderos que van hacia el río a pie, en bicicleta o bien a través de una visita guiada.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad de Buenos Aires



Comentarios (1)

  1. Simón Lynch dice:

    ¡Cómo me gustaría que el río de la Plata volviese a ocupar ese espacio! Yo soy defensor de los animales y proteccionista de la vida silvestre pero me pregunto ¿quién fue el inepto que decidió separar la ciudad del río? ¿En qué cabeza cabe? Con el valor que tiene una ciudad que linda con el agua… ¡qué pena!

    Además debo destacar que la zona de la Reserva Ecológica no es ninguna zona vírgen ni es una reserva natural. Es totalmente artificial y originalmente ni siquiera era ése su objetivo, sino el de continuar construyendo y formar un nuevo centro financiero.

    Debajo de lo que parece ser tierra, está repleto de escombros, cemento y fierros oxidados y retorcidos.

    Ojalá el Río de La Plata vuelva a estar donde corresponde… junto a los paredones de la Costanera Sur.

Deja tu comentario