Cómo curar un mate nuevo

Mate

El mate es la bebida característica de casi toda la argentina, ya que ya sea frío, caliente; chico, grande; dulce o amargo. En todas las regiones de este país se puede ver a gente de todas las edades disfrutando de su infusión típica.

Lo cierto es que hay muchas formas de tomar mate e incluso muchos tipos y formas de mates: Los hay de calabaza, de metal de vidrio, de madera, de caña e incluso de plástico.

Sin embargo no se puede negar que el mejor mate es el de calabaza, y asimismo este lleva un tratamiento previo antes de poder ser utilizado, y el mismo se llama “curar el mate”.

El procedimiento es sencillo, pero de no hacerlo los mates tendrán un sabor desagradable: Una vez comprado el mate hay que lavarlo (solo con agua), secarlo y poner en su interior yerba mate usada y húmeda hasta cubrir todo el recipiente. Dejar reposar en un lugar fresco y seco, y cambiar la yerba cada día por otra de iguales condiciones que la primera. Este procedimiento a de efectuarse durante aproximadamente una semana y obtendremos así un mate perfectamente curado y listo para ser utilizado.

Ahora bien, a continuación paso algunos trucos para hacer los mejores mates y además ser alabados por “buenos cebadores” de mate:

Utilizar el agua a una temperatura aproximadamente de 90º centígrados, ya que al tener buena temperatura la yerba deja salir todo su sabor, pero de hervir el agua (100º centígrados) la yerba se quema y deja un sabor desagradable, y además puede producir quemaduras leves en el interior de la boca.

Llenar el mate hasta un poco más de la mitad de yerba, ya que la misma se hincha y con la suma de la bombilla llega hasta la ¾ parte del mate, de caso contrario se puede lograr un mate demasiado “corto” (poca cantidad de infusión) o demasiado “largo” (mucha cantidad de infusión).

Una vez introducida la yerba agitar el mate tapando la parte de la boca con la palmas de la mano, de esta forma se logra que los palos queden por debajo y el polvillo por la parte superior, evitando de esta manera que el mate se “tape” y sea complicado extraer la infusión por la bombilla.

Luego mojar solo una parte de la yerba y luego introducir la bombilla por esta parte mojada, esto evita también que se “tape” el mate, y cebar siempre por este lado escogido, dejando el lado opuesto con yerba seca, permitiendo así que la cebada dure más.

Recuerde que el primer mate lo toma aquel que ceba, como cortesía ya que por lo general este es más frío y fuerte. Y que se dice que aquel que tome el último mate se ha de casar, con lo que a tener cuidado a quién se le sirve el último.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Costumbres de Argentina



Comentarios (1)

  1. Dedios dice:

    Xvre a mi me encanta el mate, mi abuelita lo preparaba cuando hacia frio xD

Deja tu comentario