Recomendaciones para comer carne argentina

Parrilla

La carne forma parte de la idiosincrasia de los argentinos. No sólo en forma de asado, la más sublime de las comidas autóctonas sino en cualquier de sus variantes. Es probable que si ordenáis un plato a base de carne en la Argentina no os sentiréis defraudados aunque, es importante saber donde uno se ha sentado pues más allá de la popularidad de la carne argentina hay diversos tipos de calidad y el desconocimiento puede llevar a un mal trago difícil de digerir.

No siempre es cuestión de mirar al establecimiento más elegante pues si bien hay algunos restaurantes de categoría que sin duda no defraudarán –Rodizio, La Escondida, La Porteña, Cabaña Las Lilas, entre otros, también están esos pequeños reductos gastronómicos, conocidos sencillamente como “parrillas” que en ocasiones sorprenden con manjares de los más tiernos.

Por lo general, estas parrillas se encuentran esparcidas por los distintos barrios de la ciudad y no son promocionadas con publicidades sino que su fama se transmite de “boca en boca”. Hay algunas realmente discretas, a la que uno no se animaría a entrar sino fuera por las recomendaciones. Lo curioso es que por lo general son las que más terminan por sorprender, con gustosos sándwiches de bondiola o vacío, sabrosos pollos, chorizos y mollejas en su punto justo y todo tipo de achuras. Para encontrarlas sólo hay que caminar la ciudad, o bien preguntar hasta dar con una de estas perlas gastronómicas sin grandes lujos.

No muy lejos de esa vereda, se encuentran los puestos callejeros. En este territorio hay mucho por descubrir, en especial si hablamos de calidad y fiabilidad. ¿Mi consejo? Antes de comprar un sándwich de carne al paso verificar su procedencia. Si bien hay cantidad de puestos callejeros de confianza también hay algunos sobre los que no hay garantías, en especial en relación a los productos usados y las condiciones de higiene. En esos casos, quizá sea mejor escuchar las recomendaciones locales, sobre todo en el caso de los turistas extranjeros que no están acostumbrados a algunos sabores locales.

Por supuesto, además de los platos de carne a la parrilla y el asado creo que un paso por la gastronomía argentina no puede dejar fuera todos esos manjares a base de carne que se cocinan a la cacerola. Como buenos especialistas, los argentinos elaboran todo tipo de delicias: carne a la cacerola, carré de cerdo con ciruelas, guisos con las carnes más tiernas del planeta, lomo al champignon, al verdeo o con mostaza, corderos y pollos. Es probable que en cualquier restaurante del país puedan sorprenderse con estos y otros platos que dejan entrever la gran versatilidad de la carne argentina y sus costumbres.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario