La histórica Manzana de las Luces

manzana de las luces

En el corazón de la parte más antigua de Buenos Aires, se encuentra la Manzana de las luces, una manzana histórica que está delimitada por las calles Bolívar, Moreno, Alsina, Avenida Julio A. Roca y Perí.

Esta zona de la ciudad invita a un paseo turístico pues allí se encuentran algunos edificios históricos que han marcado la vida de la ciudad, como el Colegio Nacional de Buenos Aires, uno de las instituciones más prestigiosas del país, la Iglesia de San Ignacio o el antiguo edificio de la Universidad de Buenos Aires.

La historia de la Manzana de las Luces se remonta a la época de las misiones jesuíticas, cuando una de ellas se instaló en Buenos Aires en el año 1608, precisamente en donde en la actualidad de encuentra la Plaza de Mayo, aunque luego se trasladaron a un predio que le fue otorgado a la Compañía de Jesús. Fue entonces cuando comenzaron las primeras construcciones, con la Iglesia de San Ignacio como obra mayor. Esta basílica comenzó a ser construida en 1686 y para el año 1722 estaba inaugurada transformándose en la iglesia más antigua de la ciudad. Años más tarde, el Colegio San Ignacio se trasladó a la zona, cobrando forma en un edificio diseñado por el arquitecto Juan Kraus, quien también había diseñado la iglesia junto a los arquitectos jesuitas Bianchi y Prímolo. También se construyeron una escuela de primeras letras, una farmacia, una imprenta y la oficina general de sus misiones.

manzana de las luces

Luego de que la orden jesuita fuera expulsada en 1767, las obras continuaron y así fue como nació el Real Colegio de San Carlos, en donde en la actualidad funciona el Colegio Nacional de Buenos Aires. Con los años en la manzana se instalaron la escuela de medicina; la biblioteca nacional; el primer museo nacional; la Universidad de Buenos Aires; el primer teatro porteño; la academia de jurisprudencia y las facultades de arquitectura y ciencias exactas.

Debido a la gran cantidad de edificios de relevancia, en 1821 el periódico El Argos bautizó a la zona como “Manzana de las Luces”, en honor a las instituciones intelectuales que allí se encontraban. Desde entonces, esta zona se han transformado en un auténtico paseo histórico y cultural.

Además de las construcciones de época, en esta manzana se encuentran una serie de arterias ocultas, una red de túneles que fueron construidos en los siglos XVII y XVIII, y que unían los edificios públicos e iglesias con el fuerte de Buenos Aires. Se cree que eran usados para la defensa de la ciudad y para el contrabando.

Como veis, hay lugares de Buenos Aires que, sin ser tan emblemáticos como otros, encierran una historia interesante, y que sin duda, tendríamos que visitar. No lo penséis más, hay muchos vuelos hasta el corazón mismo de la Argentina. Quizás en cualquiera de ellos esté la posibilidad de descubrir vuestra aventura.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Turismo en Argentina



Deja tu comentario