Milanesas con patatas fritas y huevo frito, el clásico de todos los tiempos

milanesas con papas fritas

Basta abrir una nevera de una casa argentina para descubrir cual es el plato preferido de quienes viven allí. Es probable que si hiciéramos una encuesta gastronómica las milanesas ganarían el primer lugar en el listado de comidas predilectas.

Adoradas por niños y adultos, no hablamos de otra cosa que de una lonja de carne empanada con pan rallado y especias que se cocina en el horno o frita y es una de las comidas oficiales de la argentina. Comparte el podio junto a otros grandes elegidos como son el asado y las empanadas aunque, de alguna forma, podríamos decir que las milanesas ocupan un lugar especial en la mesa cotidiana, cuando las familias argentinas se sientan a cenar cada noche y sólo buscan un plato sencillo aunque sabroso, que los transporte a otra dimensión aunque con los pies bien cerca de casa.

Lejos del trabajo que implica cocinar un buen asado o del tiempo que demoramos en elaborar las empanadas criollas, las milanesas nos son fieles en tanto suman virtudes: sabor, sencillez y rapidez de elaboración. Eso sí, hay que tener en cuenta el corte de carne elegido. Es común que sean de nalga aunque las mejores son las de lomo o peceto.

Pero no podríamos hablar de este plato nacional sino hiciéramos referencia a su acompañamiento: las siempre eficientes patatas fritas. Es que en la Argentina esta combinación es casi una obviedad: “marche una mila con fritas” se escucha en los salones de la mayor parte de los restaurantes argentinos. A este plato tambiéns e lo conoce como «milanesa a caballo«. Y para coronar esta fiesta culinaria, un perfecto huevo frito que explota en el momento justo, cuando el tenedor ha montado un trozo de carne y una patata.

Los argentinos gustan aderezar a las milanesas con mayonesa, ketchup o savora aunque en lo personal me gusta con limón.

Milanesas con patatas fritas y huevo frito

Ingredientes

1 kg de carne de nalga, lomo o peceto
4 huevos
Migajas de pan, c/n
Pan rallado, c/n
Orégano y perejil frescos, c/n
Aceite de girasol, c/n
Sal
Patatas fritas
Huevos fritos

Preparación
Corte la carne en lonjas y aplástelas con un mazo.

Sale y cubra la carne con una capa de migajas de pan. De esta forma, el pan rallado luego quedarán bien adherido a la carne.

En un recipiente, bata los huevos y añada el orégano y el perejil picados.

Sumerja la carne en la mezcla y luego pase las lonjas por el pan rallado. Si desea que esta capa quede más gruesa repita el proceso.

Caliente el aceite en una olla. Cuando esté bien caliente, sumerja la carne empanada y cocine hasta que esté dorada. Retire y seque sobre una servilleta de papel para eliminar el exceso de grasa.

Sirva en un costado del plato y agregue las patatas fritas. Encima de ellas, coloque el huevo frito.

Foto: Flickr

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Gastronomia



Comentarios (2)

  1. OORA CULO dice:

    MMM ME DEVORO ESA COMIDA :D

  2. Ronnie dice:

    Lo de las migajas de pan no es necesario, la verdadera milanesa se hace pasando la lonja de carne por el pan rallado, luego huevo y otra vez pan rallado y queda lo mismo. Lo mejor de una buena milanesa es que «la camiseta» cubra la carne pero no esté totalmente pegada a ella. Para darles sabor se puede condimentar el huevo o el pan rallado con perejil y ajo picado, o un poquito de adobo lo cual hará la milanesa mas deliciosa. Y estoy de acuerdo contigo, nada mas rico que bañada en limón.

Deja tu comentario