Viaje a Iguazú

Cataratas del Iguazu

Son 1.856 kilómetros los que separan a la Capital Federal de Iguazú, una de las ciudades más importantes de Misiones. Sin embargo, muchos turistas se atreven a desafiar las rutas argentinas iniciando un recorrido a la vera del río Uruguay para llegar a esa localidad y entonces disfrutar de las maravillosas Cataratas del Iguazú.

El esfuerzo merece la recompensa, en el camino encontraréis atractivos paisajes que se asoman y algunas ciudades os recibirán con los brazos abiertos dispuestas a conquistaros con todo su encanto. Porque a medida que dejamos atrás los kilómetros podremos disfrutar de la magia de la pampa, para luego llegar a termas de agua cálida, rozando los Esteros del Iberá y adentrándonos en la rojiza selva misionera.

Las paradas obligadas

Colón (km. 342): Saliendo desde Buenos Aires por la ruta Panamericana hacia el norte el primer punto de este viaje es la ciudad de Colón, en la provincia de Entre Ríos, para disfrutar de las hermosas palmeras y las aguas termales. En el camino, cruzaréis el famoso Puente Zárate Brazo Largo.

Chajarí (km 514): Luego de pasar la noche en Colón el recorrido continúa por la ruta nacional 14 para hacer una breve parada en el Museo del Inmigrante en el pueblo de San José y luego seguir hasta el Parque Nacional El Palmar, una zona de 8.500 hectáreas en donde descansan miles de especies autóctonas. Por último, la ciudad de Chajarí, famosa por sus termas. Si no estáis cansados podéis seguir unos 270 km más para visitar Yapeyú, la tierra del Libertador San Martín.

Gdor. Virasoro (km 992): Dejando atrás Yapeyú, el siguiente punto de interés es Virasoro pues una ruta se asoma allí y permite explorar los Esteros del Iberá desde un acceso poco conocido: San Lorenzo, una estancia situada junto a los esteros que tiene acceso a las lagunas Galarza y La Luna.

ruinas misiones

El Soberbio (km 1.222): Ya en territorio misionero y luego de dejar atrás la ciudad de Oberá, la ruta 14 conduce hacia San José, donde se encuentran una ruinas jesuíticas. También vale la pena visitar el Museo Histórico de la Yerba Mate Juan Szychowski en Apóstoles y Santa María, donde se encuentran otras ruinas que pertenecieron a los jesuitas. La última parada de este tramo es El Soberbio, donde podéis alojaros en alguno de los lodges que se encuentran en la selva de la Reserva Yabotí para, al día siguiente, visitar los Saltos de Moconá.

Iguazú (km 1.385): El camino de asfalto se entremezcla con el de ripio para finalmente llegar a nuestro destino dejando atrás pequeños pueblos y ciudades misioneras.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Argentina



Deja tu comentario