Aimogasta, tierra de olivos

aimogasta

Aimogasta en una ciudad que se encuentra a 109 kilómetros de la capital de La Rioja y se trata de un poblado pequeño en el que conviven unos 10.000 habitantes. La riqueza del entorno es la carta de presentación de este pequeño pueblo que es cabecera del departamento de Arauco y un activo centro comercial. También es conocida como la Capital Nacional del Olivo, debido a que allí se cultiva y comercializa la oliva de variedad Arauco.

Precisamente, fueron los españoles los que plantaron los primeros olivos y desde entonces una de las principales actividades de los habitantes de este lugar viven gracias a ellos. Más allá de la fuente de trabajo de este lugar son esos mismos olivos los que además brindan un entorno natural como pocos. Por qué Aimogasta se encuentra en la zona de la Sierra de Velazco, en un bolsón con clima árido y escasas lluvias.

Cubierto de olivos, los cultivos ganan protagonismo, en especial el Olivo Cuatricentenario, el más antiguo del país, un ejemplar que sobrevivió a la tala ordenada por el rey carlos III de España y fue declarado Monumento Histórico Nacional. Por otra parte en Aimogasta se realiza la Fiesta del Olivo, que año a año reúne a una gran cantidad de visitantes.

Entre los sitios de interés de la ciudad, la Iglesia de la Inmaculada concepción se lleva todas las miradas. Por otra parte, esta localidad tranquila y amena también cuenta con otros grandes lugares como el Fuerte San Blas o del Pantano, una fortificación que se encuentra a 26 kilómetros de Aimogasta y antiguamente fue un establecimiento militar y fue fundado en 1633 por el nieto del fundador de la ciudad de Córdoba.

A 23 kilómetros, también se encuentra Anjullón, una vieja capilla que sobrevivió a un terrible terremoto mientras que otra iglesia también sorprende esta vez a 37 kilómetros de Aimogasta, la de Alpasinche.

San Blas es otro destino imperdible pues se trata del pueblo indígena más importante del área. Está situado a 52 kilómetros de la ciudad y allí descansa un templo que fue construido en 1734. Y para quienes gustan visitar paisajes naturales, debéis conocer la quebrada que se encuentra en el Valle Mazan, el Bañado de los Pantanos, y el Señor de la Peña, un peñasco gigantesco que mide 12 metros de altura y que presenta una fisionomía que se asemeja al rostro de Cristo.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: La Rioja



Deja tu comentario