San Telmo, de la aristocracia a la cultura popular

san telmo

Sus calles angostas y sus antiguas casas de estilo colonial delimitan en forma espontánea las fronteras del barrio de San Telmo. A pesar de que es el segundo barrio más antiguo de la ciudad -Montserrat gana la pulseada- esta pintoresca zona de la ciudad se ha ganado el primer puesto en lo que hace a la historia de Buenos Aires.

Su nacimiento se remonta a la época de la colonia. Fue entonces cuando muchas familias ricas construyeron sus mansiones al tiempo que la administración local y religiosa ejercía su poder en este punto de la ciudad. Sin embargo, la historia cambió en 1871 cuando una epidemia de fiebre amarilla obligó a estas familias a abandonar sus hogares para instalarse en la región norte, una zona que con el tiempo se transformó en la más selecta de la ciudad, con barrios aristocráticos como Recoleta y Palermo que sobreviven hasta la actualidad.

La epidemia cambió el rumbo de San Telmo pues fue entonces cuando numerosas familias de obreros italianos y españoles que trabajaban en el puerto ocuparon las grandes casas que habían quedado vacías. Estos inmigrantes alquilaban una habitación y compartían con otros el baño y la cocina. Así fue como nacieron los llamados “conventillos”, casas compartidas que para el año 1880 sumaban ciento cincuenta.

san telmo

Desde entonces, San Telmo dejó de ser un barrio aristocrático para transformarse en una zona popular que expresa lo mejor del folclore local. Hoy por hoy, el barrio concentra un gran número de aquellas viviendas –algunas de ellas reformadas en su interior- aunque la gran atracción sigue siendo la típica cultura porteña que puede disfrutarse tanto en la feria artesanal de la Plaza Dorrego, el corazón de San Telmo, como en las numerosas tiendas que venden productos típicos o en la amplia oferta gastronómica.

Lo curioso es que debido a la globalización en los últimos años ciertos toques de modernidad han encendido la mecha de este barrio y así es como dentro del tradicional paisaje urbano de San Telmo también conviven tiendas y restaurantes de diseño, algunas grandes marcas y numerosas boutiques que dejan entrever los nuevos aires que se respiran.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Buenos Aires



Comentarios (1)

  1. Común dice:

    Hola!!!!

    Me encanta SAN TELMO, estuve en varias oportunidades, es un lugar tranquilo, hay muy buenas sensaciones……

    Me encanta tu entrada a todos nos pasa lo mismo, pero vos lo decís de una manera que da ternura.
    Que pases un buen fin de semana, si quieres ver una persona común, en su lugar…

    Un besote y abrazo de oso.

Deja tu comentario