Valle de Punta Parada, una roca desolada

valle piedra parada

En las cercanías de Esquel hay una gran cantidad de lugares turísticos que merecen la atención. El Parque Nacional Los Alerces y un paseo por La Trochita, el antiguo ferrocarril de trocha angosta que circula de El Maitén a Esquel son algunos de los paseos más conocidos sin embargo también está el Valle de Piedra Parada, que está situado cerca de Gualjaina y a la vera del río Chubut.

La razón de su nombre es una gigantesca roca que tiene unos 100 metros de base y 240 metros de altura que emerge solitaria en medio de un suelo pampeano, liso. A lo lejos pueden verse algunas sierras pero lo insólito de este lugar es esta única formación rocosa que sobresale en un paisaje llano.

De acuerdo a algunos estudios, la roca fue el centro de la caldera de un volcán extinguido hace miles de años que cuando entraba en erupción expulsaba lava en un radio de 30 kilómetros.

Cerca de este lugar se encuentra la entrada al Cañadón de la Buitrera, un “embudo” de unos cinco kilómetros de largo que presenta paredones de 40 metros de altura y algunas formaciones geológicas al tiempos que acompaña el recorrido de un arroyo. Algunos estudios arqueológicos han llegado a la conclusión de que hace más de cinco mil años ciertos pueblos habitaron la región debido a que se pueden apreciar pinturas rupestres, troncos petrificados y fósiles marinos.

cañadon de la buitrera

Declarado Área Natural Protegida en 2006, para llegar al Valle de Piedra Parada hay que tomar la ruta 40 y luego un desvío por la ruta 12, que es de ripio. Se lo puede visitar durante todo el año aunque en el invierno es posible hacer trekking, rappel, escalada y cabalgatas.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Esquel, Patagonia



Deja tu comentario