Las reservas naturales de Puerto Deseado

Puerto Deseado

Al dejar atrás el Gorosito que da vida a la ciudad de Caleta Olivia la ruta nos llevó por un camino recto que bordea una y otra vez el Golfo de San Jorge. A unos 100 kilómetros de allí se encuentra un cruce que lleva a la ciudad de Puerto Deseado, un sitio en el que no nos detuvimos debido a que para llegar debíamos desviarnos unos 130 kilómetros, distancia que nos pasaría factura si deseábamos llegar a tiempo a nuestra meta de ese día.

Y así fue como me quedé con las ganas de descubrir el encanto de esta ciudad de Santa Cruz que está situada justo frente al Océano Atlántico y que ha crecido en torno a su puerto, de la mano de una intensa industria pesquera que nace entre acantilados y estepas coloridas.

Quizá fue un error no detenernos a apreciar este lugar, en especial porque además de ofrecer lo que cualquier ciudad trae entre manos, muy cerca de Puerto Deseado se encuentran un conjunto de reservas naturales en donde conviven aves y especies.

Una de ellas es la Reserva Natural Ría del Deseado, un lugar con hermosos cañadones que nacieron cuando la ría abandonó su cauce y éste fue ocupado por el mar que a lo largo de los siglos erosionó la meseta que la rodea. Famosa por sus fuertes vientos, la reserva es un lugar muy visitado por los amantes de los deportes de vela aunque el kayak lleva la delantera.

Puerto Deseado

Otra de las reservas es la de Bahía Laura, en donde hay colonias de aves marinas y pingüinos. Este lugar cuenta con un balneario y es por eso que es común que durante el verano las familias acampen allí. Está ubicada a 150 km al sur de Puerto Deseado y el gran problema es que para acceder hay que transitar un camino de ripio.

La Reserva Cabo Blanco y la Reserva Natural Cañadón de Duraznillo son el reino de los lobos marinos y también está la Reserva Isla pingüinos, en donde se encuentra la mayor colonia de skúas de la costa, también pingüinos de Magallanes y pingüinos de penacho amarillo, la única colonia de esta especie que se encuentra en la Patagonia. Llegar a la isla es difícil por lo que hay que estar bien preparado debido a la dificultad al desembarcar. Eso sí, al es probable que uno sienta que llega al paraíso al poner los pies en la tierra.

Más allá de los preámbulos que suponen las reservas anteriores, la que se lleva todos los aplausos es el Monumento Natural Bosques Petrificados de Jaramillo, el yacimiento fósil más importante del país y en donde se encuentran los árboles más grandes del planeta. Una verdadera reliquia natural que hipnotiza con sus antiguos troncos de hasta 30 metros de largo que sobreviven debido a que 150 millones de años atrás fuertes vientos cayeron a la tierra y fueron cubiertos por ceniza volcánica. Una lluvia de silicio penetró entonces en ellos y reemplazó el tejido vegetal por materia mineral. El resultado es este legado que la naturaleza nos dejó en consignación para que nos maravillemos.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Artículos sobre Argentina, Patagonia



Comentarios (1)

  1. Quiero compartir con uds, que durante el mes de Agosto de 2010, comienza a operar una nueva Area Natural Protegida en Patagonia, se llama “BOSQUE PETRIFICADO FLORENTINO AMEGHINO”, posee troncos fósiles de 60 millones de años de antiguedad y está ubicado a unos 100 km al oeste de la ciudad de Trelew, en la provincia del Chubut, República Argentina.-

    Se podra visitar todos los dias en diferentes excursiones guiadas por profesionales; el Operador Turístico Responsable será Coiron Viajes.-
    Saludos
    Sergio Mangini desde Patagonia

Deja tu comentario