El paisaje patagónico, viaje hacia el interior

Carretera a la Patagonia

Una vez que abandonamos el trazo del río Negro que enfrenta las ciudades de Viedma y Carmen de Patagones, el camino que conduce hacia Ushuaia es casi como una de esos sueños que se transforman en pesadilla a fuerza de repetición. Porque pasan las horas y uno no ve otra cosa que un paisaje árido de color amarillento en donde las aves revolotean libremente y sin respirar el aire tóxico de la gran ciudad.

Finalmente, y luego de dos días de trayecto, nos sumergimos en lo profundo de la Patagonia argentina. Y así es como luce: desértica y aislada, ventosa y arrebatadora a pesar de sus silencios, de su atractiva soledad. O quizá es eso mismo lo que la vuelve mágica. Superlativa. La Patagonia es una porción de tierra detenida en el tiempo que emerge serena e invita a un paréntesis en la vida de siempre. Si uno logra hacerse de ella el recorrido puede dejar su austeridad primera para transformarse en un camino hacia lo incierto que deviene en experiencia mística para quien esté dispuesto a dejarse llevar.

Y así fue como la respiramos una y otra vez durante esos días de marzo. Fueron kilómetros de una nada que muy pronto se transformaba en un todo que nos calmaba el alma. La ruta y nosotros. Unos pocos camiones de tanto en tanto. Una estación de gasolina transformada en paraíso para los viajeros incansables, el paisaje del Atlántico hacia la izquierda del camino custodiando el recorrido.

Un sueño con final feliz que tuvo su punto final al arribar a la ciudad de Trelew, una urbe algo gris que a pesar de su pobre estilo urbano es uno de los grandes centros de la provincia de Chubut. Fundada en 1886, la ciudad nació de la mano de los colonos galeses quienes construyeron un ramal ferroviario para trasladar sus productos agropecuarios a la costa atlántica.

Lo curioso es que a pesar de sus cercanías con numerosos sitios turísticos esta ciudad no aprovechó sus virtudes naturales y así es como creció sencilla e industrial. Uno de esos lugares que en un recorrido ambicioso quedan por fuera del itinerario salvo quizá para hacer una parada nocturna.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Artículos sobre Argentina, Patagonia



Deja tu comentario