Primera parada del viaje, Bahía Blanca

Bahia Blanca

Seguimos nuestro viaje rumbo a la Patagonia

Las rutas hacia el sur de la Argentina pueden ser algo monótonas y no es necesario viajar miles de kilómetros para percibir la quietud, tan sólo basta alejarse un par de horas de Buenos Aires. Esa quizá fue la primera sensación apenas traspasamos el umbral de la provincia más rica de la Argentina, aquélla en la que convergen la agricultura y la ganadería, la industria y las grandes ciudades.

Porque a pocos kilómetros de llegar a nuestra primera parada y dejando atrás los pormenores políticos que nos habían obligado a detener la marcha nos sentíamos completamente inmersos en el paisaje reinante, silencioso y aún verde. La noche nos encontró en la ciudad de Bahía Blanca, la última ciudad dentro de los límites de la provincia, que se encuentra a 650 km de la Capital Federal.

No era la primera vez que visitaba esta ciudad portuaria que toma su nombre de la blancura de sus salitrales costeros y quizá por eso no me sorprendió la vida de esta urbe discreta aunque populosa. Confieso además que es uno de esos centros urbanos que considero a medio camino entre una y otra cosa, tal vez porque no termina de ser un lugar con grandes atractivos turísticos pero tampoco ofrece el encanto cosmopolita de otras ciudades.

Lo curioso es que por esa misma razón y también por estar ubicada en un lugar estratégico – muy cerca de donde convergen las rutas que van hacia distintos puntos de interés de la Patagonia– es una parada obligada (y momentánea) tanto para los turistas, como para los camioneros, viajantes de negocios y demás.

Eso sí, antes de irse tal vez valga la pena recorrer su bonito centro histórico, con la Plaza Rivadavia como principal núcleo y los antiguos edificios como el Palacio Municipal o la Catedral que velan por ella.

En cuanto a nosotros, apagamos el motor tarde en la noche y dimos unas vueltas hasta encontrar una hostería estilo colonial de las muchas que abundan en la ciudad. La mañana nos encontró con sueño y ansias de subir nuevamente al coche para emprender viaje hacia nuestro último destino: Ushuaia.

Entre tanto, dejamos atrás a esta ciudad portuaria que ha crecido de la mano de los barcos y buques que tocan sus costas. Vamos ahora buscando la ruta 3 para continuar nuestro viaje.

Imprimir

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Artículos sobre Argentina, Patagonia



Comentarios (1)

  1. Mikecoal1953 dice:

    Descripciones bonitas pero poco informativas.Ojala dieran mas detalles de estos viajes,quienes los realicen.Gracias.

Deja tu comentario