Las dos caras de la Argentina

Foto de Buenos Aires

La paradoja forma parte de la naturaleza de la Argentina. Los turistas extranjeros lo advierten desde el preciso momento en que con la idea de viajar al país comienzan a averiguar sobre lugares turísticos y alojamientos en distintos hoteles. Es entonces cuando aparece por primera vez esa gran escisión que es casi un sello de identidad de este país.

Porque la Argentina es considerada la Europa sudamericana. Ubicada en un continente pobre y con fuertes raíces autóctonas, la cosmopolita ciudad de Buenos Aires emerge como el último bastión de Europa en América con sus grandes edificios estilo francés, sus tiendas comerciales de marcas internacionales, sus museos y exposiciones, su oferta gastronómica.

Una urbe que podría situarse en Holanda o en Francia, en España o en Italia.

Lo curioso es que una vez cruzados los límites de la Capital Federal, el turista comienza a ver a esa otra Argentina, también llamada interior” a secas. Este interior está conformado por todas las provincias del país con excepción de Buenos Aires.

Sin embargo, dentro de ese interior una vez más las divisiones internas comienzan a verse y así es como modernas ciudades como Córdoba, Mendoza o Neuquén contrastan con pueblos perdidos en el tiempo dispersos en la región norte del país que podrían estar donde están o bien en Brasil, Venezuela o Paraguay.

También con la despoblada Patagonia, con sus campos desiertos, sus intrépidos vientos.

Argentina, Salta

Quizá eso sea lo más sorprendente de la Argentina, esa doble identidad que es condición natural y parte de su estilo de vida: las tradiciones se entremezclan con la posmodernidad, el Tercer Mundo con el primero, los pueblos con las ciudades, las raíces indígenas con la inmigración europea. Todo dependerá del lugar que uno visite, la gente con la que hable, las experiencias que viva.

Porque este país de grandes dimensiones es ecléctico y ambivalente y quizá esa sea la sencilla razón por la cual resulta atractivo para los apasionados de los viajes que estén sedientos de emociones de lo más dispares.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Argentina



Deja tu comentario