Chascomús, pueblo colonial cerca de la capital

La Argentina es un país que conquista a los turistas del mundo entero quizá debido a dos razones básicas. Por un lado la inmensa variedad de paisajes que contrastan tanto en lo que hace a su clima como a su fisionomía. Por el otro, la sorpresa de encontrar en Sudamérica una ciudad tan cosmopolita como Buenos Aires y sus alrededores.

Pero lo cierto es que para quienes vivimos en esta enorme ciudad, la vida en la capital no es sencilla. Al igual que sucede en muchos grandes centros urbanos, el ritmo acelerado, el caos del tránsito y la personalidad de los porteños invitan a tomar ciertos respiros durante los fines de semana para así sobrellevar este intenso estilo de vida.

A partir de estas necesidades es que se nutre la localidad de Chascomús. Situada a poco más de 100 km de la capital, este antiguo pueblo nació en el siglo XIX a partir de las actividades del campo y se amplío de la mano del ferrocarril. Sin embargo, y más allá de su historia ligada al comercio, la ciudad creció gracias a la presencia de una bonita laguna que le da vida y se transforma en centro del paisaje.

Debido a su cercanía con la capital del país –basta tomar la ruta 2 para llegar en poco menos de una hora- a lo largo del año son muchos los porteños que deciden alejarse del caos para pasar unos días relajados y en un lugar en donde el ritmo pueblerino marca la vida.

Por esta razón, Chascomús ha ido mejorando sus instalaciones hoteleras y hoy por hoy cuenta con una gran variedad de hoteles, hostales y cabañas para todos los gustos, aunque también otra opción es buscar el alojamiento en Buenos Aires y hacer una excursión desde allí. La ciudad ofrece lo mejor del estilo colonial, con casas bajas muy cuidadas y calles tranquilas y arboladas. También hay numerosos edificios históricos como el Palacio Municipal, la casa del ex presidente Raúl Alfonsín o la plaza Independencia, un espacio verde rodeados de edificios coloniales.

Foto: Chascomús net

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Chascomús



Deja tu comentario