Puerto Deseado, mirando el Atlantico

Puerto Deseado

Sobre la costa de Santa Cruz, dentro de la región patagónica Argentina, nace Puerto Deseado. Ciudad de 9000 habitantes que se encuentra al sur del Golfo San Jorge. Su principal actividad en la Industria pesquera, ya que se encuentra ubicada en una zona estratégica.

Puerto Deseado posee, además, una gran variedad de fauna marina como camarones y pingüinos y es un lugar ideal para los amantes de la fotografía. Se pueden realizar diversas excursiones que permiten el avistaje de aves y especies autóctonas.

Deseado posee un clima que va de templado a frío y esto se debe a que pertenece al extremo sur del país. Lugar conocido internacionalmente por la presencia de glaciares, deshielos, abundantes capas de nieve y fríos lagos azules. Ciudad de acantilados y puertos, circundada por pequeñas elevaciones. Infinitos colores nacen en la Patagonia Argentina. Zona de indígenas, guanacos, arte rupestre y viejas leyendas. Los fríos más fríos. El agua congelada en el tiempo, quien sabe, hasta cuándo.

Varios paseos se pueden disfrutar en la zona. Pero uno de los más atractivos es el Bosque Petrificado e Jaramillo. Es el yacimiento fósil más importante del país y contiene los árboles más grandes del planeta. Se pueden encontrar troncos desde hasta 30 metros de largo. Este bosque fue creado el cinco de mayo de 1954 a modo de reserva natural que preservara las especies. Un puente al pasado de la tierra. Misterios, perfectamente, guardados

Otro paseo imponente es lo que se conoce como “Expedición por la ruta Darwin”. Navegando por el Río que comparte nombre con la ciudad, los invitan a realizar el mismo recorrido que Charles Darwin en 1833 trazó en su navío. Una de las especies más virtuosas del planeta, por sus colores y sus figuras son los Flamencos. Aquí los podrá encontrar en cantidad y disfrutar de la cala y la inmensidad.

Entonces, Puerto Deseado se convierte en un lugar ideal para fotógrafos y aventureros en busca de faunas marinas y paisajes azulados. Ofrece servicios hoteleros aunque no en gran cantidad. Pero sí lugares capacitados y preparados para que pueda acampar.

De frente al Atlántico, una vista imponente y el silencio de las pequeñas ciudades del Sur. Inframundos del país, azulando la historia cotidiana del hombre que elige desertar, por unos días y salirse del tiempo y de la modernidad.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Patagonia, Santa Cruz



Deja tu comentario