La Trochita, el tren patagónico

Trochita, viaje en tren por la Patagonia

El nombre de este peculiar tren del sur de la Argentina deriva de su trocha angosta, de sólo 75 centímetros de ancho. Sus vagones, datados en 1922, alguna vez transportaron zafra lanera y ganado en pie entre los valles y las mesetas de la Patagonia. Hoy, en cambio, se ha transformado en una atracción turística ineludible para los amantes de los viajes en tren, así como de los eternamente enamorados de la infinita belleza de los paisajes de esta región.

Además de destilar historia desde su misma apariencia, La Trochita es también una parte significativa de capítulos pasados del sur de la Argentina. Su carrocería ha transitado durante años las distancias entre cada estación, entre cada pueblo en donde la gente esperaba por la llegada del transporte que daba vida a las localidades y a su actividad económica.

Hoy se puede decir que se trata casi de un museo andante, impregnado de las historias de quienes veían en él al elemento indispensable para el desarrollo y el mantenimiento de su bienestar.

En un itinerario que parte de Esquel, y recorre El Maitén, Nahuelpan y Thomae, atravesando los más hermosos escenarios naturales y las tradicionales paradas pueblerinas que aún conservan el encanto de antaño. A lo largo de 402 kilómetros, leyenda y presente se conjugan a bordo de las piezas únicas que componen el tren. Por las ventanillas, es posible admirar la belleza de la precordillera patagónica, y disfrutar de un camino con más de 600 curvas.

La historia de La Trochita adquirió fama sobre todo gracias al libro de Paul Theroux, El viejo Expeso Patagónico, que es hoy uno de los apodos más habituales de este ferrocarril. Además, este verdadero patrimonio nacional permite la visita a varios museos, como el Nahuelpan, el Maitén y el Esquel, que cuentan los testimonios del pasado de la región y de sus culturas indígenas.

Si quieres saber más visita «Trochita, viaje en tren por la Patagonia«.

Foto Vía: Guías de turismo

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Artículos sobre Argentina, Patagonia



Deja tu comentario