El Palacio Barolo, la Divina Comedia arquitectonica

Palacio Barolo

Fusionando estilos arquitectónicos y simbolismos poéticos, el Pasaje/Palacio Barolo es uno de los edificios más emblemáticos de Buenos Aires. Su ecléctica belleza, su caprichoso diseño y sus simbólicas citas al gran Dante lo convierten en un templo de las artes liberales.

Fue en 1890 cuando un poderoso productor agropecuario llamado Luis Barolo arribó a la Argentina para dedicarse a la importación de tejidos. Unos años después, conoció al arquitecto Mario Palanti y lo contrató para materializar el proyecto de un edificio que se convertiría en una propiedad exclusivamente para rentas.

Barolo escogió la famosa Avenida de Mayo para levantar este palacio, sobre una superficie cubierta de 16.630 m2. En 1919 comenzó la edificación y el edificio se convirtió en el más alto de Latinoamérica, y en uno de los más altos del mundo en hormigón armado. Con sus 22 pisos y sus 2 subsuelos, y sus 100 metros de altura, superaba en casi cuatro veces la máxima permitida, pero cuando se tiene poder, se consigue todo, y le fue otorgada a Barolo un concesión especial en 1921. Un gran faro giratorio de 300.000 bujías lo hacia visible desde Uruguay, el cual contaba con una usina propia que lo autoabastecía en energía. De más está decir que esto, en la década de los años 20 lo convertiría en lo que hoy denominaríamos un “edificio inteligente”.

El edificio Barolo está lleno de detalles interesantes, pero lo que más llama la atención es su carácter simbólico. El arquitecto Palanti también era un estudioso de la Divina Comedia y llenó el palacio con referencias a ella: la planta del edificio está construida en base a la sección áurea y al número de oro.

La división general del palacio es tripartita, al igual que la Divina Comedia (infierno, purgatorio y cielo). Las 9 bóvedas de acceso representan los nueve pasos de iniciación y las nueve jerarquías infernales. Las seis bóvedas transversales y las dos laterales contienen inscripciones en latín; son catorce citas que pertenecen en total a nueve obras distintas, manteniendo así el número que se repite a lo largo de la obra. Algunas de éstas pertenecen a Virgilio, quien acompañó a Dante en su viaje por el Infierno, otras son escrituras bíblicas.

El faro, por otra parte, representaba los nueve coros angelicales, y sobre éste está la constelación de la Cruz del Sur que se ve alineada con el eje del Barolo en los primeros días de junio a las 19:45 horas. La altura del edificio es de 100 metros y 100 son los cantos de la obra de Dante; tiene 22 pisos como estrofas tienen los versos de la obra. Incluso la cúpula, que es de un único estilo indio de la región de Budanishar, representa la unión de Dante y Beatriche.

Estilísticamente, se ha hablado de una arquitectura del “remordimiento italiano”, neogótico, neorromántico, castillo de arena, o cuasi gótico veneciano. Finalmente, su construcción concluyó en 1923 y se inauguró el la fecha del aniversario del poeta. Como muchos europeos instalados en Argentina, Luis Barolo pensaba que Europa sufriría muchas guerras, por ello su intención era conservar las cenizas del famoso Dante Alighieri en este edificio inspirado en su gran obra.

Hoy en día, el Palacio Barolo es un edificio exclusivamente de oficinas. Si bien se puede recorrer libremente, es recomendable realizar una visita guiada para conocerlo mejor.

Visitas

  • Se puede visitar los lunes y los jueves de 14 a 19 hs.
    (con excepciones, se pueden realizar de noche y los fin de semanas).
  • El coste de esta visita es de $15 (aprox. €4), y es tanto en0 inglés como en castellano.
  • Su duración aproximada es de 40 minutos
  • Eso si, se debe realizar una reserva previamente.
  • Tel/cel: 54 011 1550279035
    Tel/Fax: 54 011 43831065 y 54 011 43812425
  • E-mail: miqueast@yahoo.com.ar
  • Dirección: Av de Mayo 1370

Fotos vía: pbarolo.com.ar

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires



Deja tu comentario