Villa Pehuenia, a orillas del lago Aluminé

Villa Pehuenia

La Argentina no sólo se distingue por su belleza sino por sus diversos paisajes. Su extensión geográfica permite disfrutar de desiertos, estepas y de la Pampa Húmeda, con sus pastizales y su agricultura. También de norte autóctono y aborigen y de la pequeña Suiza que tiene lugar al sur del país, en la Patagonia.

Son esos mismos kilómetros los que llevan al turista a la confusión pues cada uno de estos paisajes presentan a su vez infinidad de variantes y colores. Y así es como llegamos a la pequeña Villa Pehuenia, una localidad discreta, opacada por la fama de sus coterráneas. Este maravilloso lugar está situado en la Patagonia argentina, cerca de las villas turísticas de La Angostura y San Martín de los Andes, algo más lejos de Bariloche, la ciudad más importante de esta región.

Pero Villa Pehuenia es casi ajena al movimiento turístico de la Ruta de los 7 Lagos o del Parque Nacional Nahuel Huapí. Ella baila a otro ritmo, más sereno, perfecto para almas en busca de soledad.

Villa Puehuenia es un pueblo dentro del paisaje andino de la cordillera que domina la zona. Se encuentra en la provincia de Neuquén, a 300 km. de su capital y a algo más de mil seiscientos kilómetros de la Capital Federal. Custodiada por el lago Aluminé, se extiende sobre su orilla y está rodeada por bosques milenarios de araucarias, un árbol típico de la región.

Parte de su anonimato responde a su relativa juventud. La villa nació a finales de los años ´80 con la intención detener la compra de tierras en manos privadas. Con la intención de proteger este soberbio espacio natural se creó la localidad, que poco a poco fue creciendo y hoy es uno de los nuevos polos turísticos. Cada año más viajeros llegan a estas latitudes para disfrutar del encanto del lago, cuyas aguas son mucho más cálidas que las de otros lagos como el Lácar o el Nahuel Huapí. Los veranos son ideales para disfrutar del agua y practicar pesca, también para realizar caminatas y cabalgatas o bien para disfrutar la naturaleza reinante. En invierno, la magia del cerro Batea Mahuida invita a practicar el esquí.

Foto Vía: Argentina indy media

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Artículos sobre Argentina, Patagonia



Deja tu comentario