Bagna Cauda, plato de la pampa húmeda

Bagna Cauda

Gran parte de la población de la Argentina nació de las sucesivas olas inmigratorias que se produjeron a mediados del siglo XIX y hasta la mitad del siglo XX. En su mayoría, italianos y españoles, quienes llegaron al país para “hacerse la América”, escapando de la miseria y el hambre, no sólo conformaron la nueva mano de obra del país sino que además importaron sus costumbres y modos de vida. Esto se aprecia principalmente en la gastronomía, donde muchos platos de origen europeo fueron adoptados como propios.

Uno de ellos es la Bagna Cauda, una delicia casera que está presente en el menú argentino aunque no es tan popular como el puchero o el locro. Este plato típico del Piamonte italiano, alto en calorías y diseñado para combatir el clima frío. Originario de la zona del Bajo Piamonte, la Bagna Cauda era saboreada luego de la época de la vendimia y la vinificación. Entonces los trabajadores y viñateros se reunían en torno a un fogón para disfrutar de la cocción de este plato basado en una salsa elaborada con aceite de nuez, ajo triturado y pasta de anchoas. Similar a la fondue, vegetales, carnes, pan, tostadas y otros productos son sumergidos en esta exquisita salsa de sabor único para llevarlos a la boca y disfrutar de la aventura. Las recetas de Bagna Cauda varían de acuerdo al lugar y así es como se añaden productos locales como nata, nueces, queso rallado.

En la Argentina, la receta de Bagna Cauda llegó de la mano de los piamonteses que se instalaron en muchas partes del país, principalmente en las zonas rurales de la llamada Pampa Húmeda. Es por eso que la Bagna Cauda es un plato consumido en los inviernos de las provincias como Córdoba, Santa F, Buenos Aires y La Pampa. La versión proveniente de la ciudad de Saluzzo (Piamonte) es la consumida en el país y así es como para la salsa se utiliza nata en lugar de aceite de nuez.

Ingredientes:

1 kg de nata
1 cabeza de ajo picado
10 anchoas en aceite
1 cuch. de aceite de oliva
1 cuch. de mantequilla
2 cuch. de nueces picadas
Pimienta negra

Acompañamientos:

Brócoli, coliflor, repollo blanco, repollo colorado, zanahorias, patatas, ramas de cardo, cebollas, hinojo, pimientos, pastas, pollo, milanesas, pan casero, quesos, hongos, jamón, cerdo, carne.

Elaboración: Freír la mantequilla con el ajo en el aceite de olvida. Incorporar las ancholas y la nata. Revolver continuamente de 15 a 20 minutos. Agregar las nueces y llevar a una cacerola de fondue y luego a la mesa. Cocinar los vegetales al vapor y servir en la mesa. Llevar las carnes y otros productos a la mesa.

Foto Vía: Memorie di Angelina

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario