Un viaje en el tren ecológico de la selva

Estación Garganta del Diablo

Los amantes de la naturaleza tienen multitud de opciones para elegir y disfrutar en Argentina. Y los amantes de los viajes en tren no se quedan atrás. Existen en la Argentina varios trenes turísticos que, si bien no son tantos como los aficionados querríamos, sí ofrecen viajes inolvidables por el territorio argentino.

El Tren a las Nubes, el Tren de la Costa, La Trochita patagónica y el Tren del Fin del Mundo son algunos de los más famosos. Pero hoy nos embarcaremos en un viaje rumbo a la impactante Garganta del Diablo, a bordo del Tren Ecológico de la Selva.

Este tren, también conocido como el Tren de las Cataratas o el Tren ecológico de la Selva Parque Nacional Iguazú funciona a gas, lo cual lo convierte en un artefacto de muy bajo impacto en la naturaleza. Su locomotora fue fabricada en Inglaterra en 1907 y actualmente ofrece unas vistas maravillosas mientras bordea el río Iguazú hasta los saltos que constituyen sus famosas Cataratas.

El tren constituye un medio de transporte alternativo dentro del Parque Nacional Iguazú, y fue ideado exclusivamente para transitar por estos terrenos, lo cual hace más agradable el viaje, porque al momento de su fabricación se tuvieron en cuenta factores como el suelo y el clima del lugar en el que transitaría.

El viaje es tranquilo y permite observar los paisajes con detenimiento, porque el tren se mueve a menos de 20 kilómetros por hora para evitar interferir con la vida de los animales que circulan libremente. Permite llevar unos cincuenta pasajeros en cada vagón.

El recorrido del tren es de 7 kilómetros y parte desde la Estación Central de Visitantes con destino a la Estación Cataratas, un itinerario de 8 minutos, para luego partir rumbo a la Estación Garganta del Diablo, en otros 14 minutos aproximadamente.

De modo que si sois amante de la naturaleza y de los trenes, esta es una oportunidad única que no habéis de perderos.

Foto vía: Las Cataratas del Iguazú

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cataratas de Iguazu



Deja tu comentario