Un paseo por la avenida Corrientes

corrientes

Es una de las avenidas más importantes de la ciudad de Buenos Aires, una arteria que se consagró gracias a sus teatros, cafés y restaurantes. Fiel al espíritu porteño, la avenida Corrientes representa como pocas a la auténtica identidad de los habitantes de Buenos Aires.

Sus tradicionales pizzerías, como Guerrín, Los Inmortales, Banchero o Las Cuartetas, y sus viejas librerías en las que se pueden encontrar todo tipo de ediciones y libros de segunda mano son un clásico de Corrientes y una tentación para quienes transitan a diario por sus veredas.

Conocida como “la calle que nunca duerme”, Corrientes nace en el barrio de Puerto Madero y abarca 70 cuadras atravesando los barrios de Once, Abasto, Almagro y Villa Crespo para finalmente terminar en el barrio de Chacarita, cuando la avenida casi roza al cementerio más importante de la ciudad.

En el siglo XVIII, Corrientes era tan sólo una calle estrecha de tierra llamada “del sol” pero en 1729 se construyó el templo de San Nicolás de Bari y allí comenzó la vida de esta arteria. En 1872 se instaló el primer teatro de la avenida y luego se sucedieron muchos otros que realzaron la importancia de Corrientes.

Luego, entre 1920 y 1930 se realizó una gran obra y así fue como se transformó en la actual avenida. Este codo en el camino también marcó su destino pues desde entonces se transformó en la columna vertebral de la vida de los porteños, con todo tipo de ofertas al alcance de la mano.

Con una fuerte relación histórica con el tango –en algunas de sus esquinas se pueden apreciar esculturas que abordan diversas escenas tangueras-, la zona que se encuentra en las cercanías del Obelisco, entre la avenida Callao y la calle Esmeralda, es la que aporta mayor dinamismo pues allí se encuentran la mayor concentración de librerías y teatros de ciudad. Grandes salas como el Maipo, el Gran Rex, el Ópera, el Avenida, el San Martín, el Astral, el Lola Membrives, el Multiteatro, el Metropolitan y el Alvear, descansan allí mientras que las librerías permanecen con sus puertas abiertas hasta después de la medianoche.

Algunos de los bares más famosos del país también se concentran en esa zona, como La Paz, Vesuvio o La Giralda, donde se comen el mejor chocolate con churros de la ciudad. El Centro Cultural San Martín también convoca a las multitudes. Este complejo de teatros ocupa un importante edificio de hormigón y allí se realizan todo tipo de espectáculos teatrales a precios económicos. Los fines de semana por la mañana también se realizan espectáculos musicales infantiles.

Muy cerca de allí, está el Paseo La Plaza, una asimétrica galería al aire libre en donde se encuentran varias salas de teatro además de tiendas de rubros variados. El Centro Cultural de la Cooperación, con su librería y café, y el viejo Teatro del Nudo y Liberarte también son sitios de interés. Este último fue declarado de interés cultural por la Legislatura de la ciudad.

Foto Vía:Wikipedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad de Buenos Aires



Deja tu comentario