Las facturas, un clásico de la cocina dulce

facturas

Ya sabemos que la gastronomía argentina es el resultado del crisol de razas que es este país. Cada inmigrante, italiano, españole, polaco, alemán o árabe y la población autóctona también han influido en la conformación de una cocina rica en sabores y tipos de plato.

La pastelería y los dulces están protagonizadas por una variedad de pasteles conocidos con el nombre genérico de “facturas“. Son las famosas “krapfen alemanas y el tiempo ha hecho que los argentinos fueran adaptando sus sabores a sus propios ingredientes y preferencias.

Así, uno de los grandes presentes en estas facturas es el dulce de leche. Aunque también hay masas con dulce de membrillo, crema pastelera, azúcar glas y azúcar negra. Hay muchas variedades y la costumbre indica que si bien se pueden comprar y comer todos los días el gran día de las facturas es el domingo.

facturas

Es entonces cuando las panaderías elaboran mucha cantidad y ésta vuela de las bateas en cuestión de horas. Las facturas acompañan el té de las 5, el mate o hacen de cena temprana. Las más vendidas son las famosas croissants o medialunas, tanto de manteca como de grasa (dulces o saladas), solas o rellenas de dulce de leche, le siguen los cañoncitos de dulce de leche, los “vigilantes” de grasa, solos, con membrillo o con crema pastelera,  las “tortitas negras” cubiertas con azúcar morena, las berlinesas o bolas de fraile, las palmeritas y una amplia variedad de facturas de masa de hojaldre.

¿Te sorprenden los nombres de algunas facturas? Bolas de fraile, vigilantes, cañoncitos, son nombres que nacen a comienzos del siglo XX de la mano de los obreros anarquistas como burla a las instituciones policiales del país.

Bien, que las panaderías las exhiben en bandejas y se venden por unidad o por docena. Actualmente el precio de una docena de facturas de calidad ronda los 15 pesos así que no es un gusto muy barato. Pero nadie puede negarse así que si estás de paseo por Argentina y es hora de desayunar o merendar o de visitar un amigo, no puedes dejar de probarlas.

En Buenos Aires  y en el sur es donde encontrarás mayor variedad pues en el norte las facturas son limitadas y se consume más la masa elaborada con grasa o los pasteles de dulces.

Foto 1: vía Dulce Menteella

Foto 2: vía Xiaozhuli

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia



Deja tu comentario