Puchero, el guiso argentino

puchero

En la Argentina se come mucha carne y es por eso que se el país se ha vuelto famoso por sus nobles asados, por sus empanadas criollas y sus achuras. Sin embargo y a pesar de que abunda, la carne no es un producto barato. Nunca lo fue y así fue como desde tiempos inmemoriales los habitantes del país se las ingeniaron para rescatar del olvido unos pocos trozos para luego hacer maravillas y transformarlos en un suculento plato para compartir en familia.

Fue así como nació el Puchero, una comida que es muy común en este país, en especial cuando el termómetro baja y es necesario ingerir más calorías.

Básicamente, el puchero no es otra cosa que un guiso que es elaborado a partir de una tajada de carne de vaca que es hervida durante un largo tiempo para que esté bien tierna. Luego se pueden agregar varios ingredientes y la elección en parte dependerá de lo que uno tiene en la casa pero los más comunes son el pollo, el chorizo, el bacon, las hierbas y los vegetales.

Cuanto más tiempo dure el proceso de cocción, más sabroso estará el puchero pues los ingredientes se amalgamarán rescatando todo su sabor.

Ingredientes

  • 2 kilos de carne vacuna magra de su preferencia
  • 4 medias pechugas de pollo con piel y sin grasa
  • 400 gramos de bacon
  • 6 chorizos de cerdo
  • 4 morcillas
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 5 papas medianas peladas en mitades
  • 5 zanahorias peladas en mitades,
  • 1 zapallo anco de un kilo pelado y cortado en rodajas
  • 5 batatas peladas y cortadas en mitades,
  • 5 choclos tiernos limpios de chala y barba
  • 1 repollo blanco en trozos grandes.
  • 1/2 kilo de garbanzos remojados desde la noche anterior.
  • Sal gruesa,
  • Condimentos: sal fina, aceite de oliva virgen, vinagre.

Preparación:

– Hierva 5 litros de agua con un poco de sal gruesa, la cebolla cortada en cuatro pedazos, el puerro y granos de pimienta negra.

– Cuando hierve, agregue la carne de vaca. Cocine a fuego moderado por unos 45 minutos.
Añada las pechugas de pollo, la panceta salada, los chorizos, las papas, las zanahorias, el zapallo, las batatas y el repollo.

– Cocine y cuando faltan sólo 7 minutos de cocción, añadir las morcillas y hervir los choclos.

– En una olla mediana con agua hirviendo y un poco de sal, cocinar los garbanzos hasta que estén tiernos.

– Servir todo bien caliente en dos fuentes grandes, una para la carne y otra para los vegetales. Servir también el caldo previamente colado.

– Aliñar con los condimentos.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Gastronomia



Comentarios (1)

  1. adriana dice:

    muy buena pagina a por fa pongan mas cosas por que me interasa bueno chau muchas grasias

Deja tu comentario