Dulce de leche, historia y receta

Dulce de leche

El dulce de leche es una delicia típicamente argentina, aunque en realidad se come en muchos otros países, con diferentes nombres. Se lo puede encontrar como manjar, arequipe o una decena más de denominaciones, en toda la región sudamericana y centroamericana, desde Chile hasta Panamá.

En la Argentina, existe una leyenda en torno a su surgimiento que se remonta al año 1829, y transcurre en la estancia bonaerense de Juan Manuel de Rosas, un recordado hombre de la historia nacional. Él y su rival político (además de primo hermano) Juan Lavalle iban a encontrarse en la localidad de Cañuelas, donde vivía el primero, para firmar un pacto de paz.

Lavalle llegó agotado y, como el dueño de casa no estaba, se recostó en su catre para descansar unos momentos. La criada de Rosas estaba hirviendo leche con azúcar (la famosa lechada) para servir a su patrón el mate de la tarde, pero al ver que un intruso reposaba en su habitación, fue a dar aviso a los guardias.

Al llegar Rosas, el malentendido se aclaró, y lejos de enojarse con Lavalle, le pidió a su criada que les preparara el mate de leche. Fue entonces cuando ella recordó que la lechada había estado hirviendo durante horas, y al llegar a la cocina descubrió en la olla una sustancia espesa de color marrón. Desde entonces, el dulce de leche es uno de los postres y golosinas más deliciosos del país.

Con esta introducción, pocas dudas quedan de lo fácil que es elaborar un dulce de leche. Pero el secreto está en saber hacer uno bueno. Así que, para practicar con tesón, aquí dejo la receta.

DULCE DE LECHE

Ingredientes

• 2 ½ litros de leche

• 1 kg. de azúcar

• 1 pizca de bicarbonato de sodio

• ½ vaina de vainilla (se puede reemplazar por unas gotitas de esencia)

Dificultad: sencillo.

Elaboración

• Colocar en una olla la leche y el azúcar y mezclar hasta disolverla.

• Llevar a fuego fuerte, sin dejar de revolver.

• Cuando el azúcar esté totalmente disuelta, retirar del fuego y colar la preparación.

• Lavar la olla, eliminando los restos caramelizados, y colocar la mezcla.

• Hervir a fuego fuerte durante una hora, revolviendo esporádicamente.

• Añadir el bicarbonato y la vainilla (si es en vaina), removiendo hasta obtener la consistencia deseada (unos 15 minutos aproximadamente).

• Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente. Si se utiliza esencia de vainilla, incorporarla fuera del fuego y mezclar bien para que se funda con el dulce.

Foto 1 Vía: Vivi Sophia
Foto 2 Vía: Dulces de Queca

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Gastronomia



Comentarios (2)

  1. La realización es realmente simple.
    En España se suele poner un bote de leche condensada a cocer durante un par de horas y de esta forma obtenemos un sabor parecido.

  2. pablo casado dice:

    Espectacular las tortas lastima que engorden tanto. De todas maneras en casa con mi mujer solemos hacer tortas de variados gustos pero la que mas nos gusta es la del dulce de leche sancor y les aseguro que no dura ni dos dias. Saludos

Deja tu comentario