Valle Grande, cerca de San Rafael de Mendoza

Valle Grande en Mendoza

A tan solo 37 kilómetros de la bellísima ciudad de San Rafael de Mendoza nace este gran valle, cercado, de ambos lados, por imponentes regalos naturales.

De un lado, rodeado por el cordón montañoso, que invita constantemente a realizar deportes de aventura como el Rapel y, del otro, cercado por las aguas azules-verdosas del Río Atuel. Ya que ofrece mansos y, también rápidos, permite avanzar con kayak, flotadas en botes inflables o aventurarse en semi-rígidos para disfrutar la aventura y la naturaleza de la mano del rafting.

Entonces, su ubicación es estratégica para realizar todo tipo de deportes, desde cabalgatas por las tierras del gran valle o pender del aire, casi flotando, en parapente. Aislarse por un momento de los grandes edificios y las abultadas ciudades metrópolis y volver a conectarse con la tierra.

Mendoza, tiene eso. Una capital bien fortalecida comercial y turísticamente, pero no ha dejado de lado los árboles, ni los ríos, ni el cuidado protección del hábitat natural. Su principal atracción, mas allá de su famoso centro invernal de ski (Las Leñas), son sus extensos viñedos valorados tanto en el interior del país como en el exterior. Grandes bodegas se extienden a lo largo de los suelos mendocinos.

Valle grande, ofrece diversas opciones a la hora de hospedarse. Cuenta con un imponente Hotel Resort, ubicado sobre la Ruta Provincial 173 Km.35. compuesto por 32 habitaciones confortables y bien preparadas. Múltiples espacios verdes con canchas de Golf, Básquet y Paddle. Un lugar ideal para ir en familia, donde cada uno encontrará una actividad pensada para su gusto personal.

Otra opción son las bellísimas Cabañas que nacen costeando el río y sus habitaciones ofrecen calidad vistas sobre el agua. Caru Leufú los espera con unidades preparadas para 4 a 6 personas, completamente equipadas, servicio de ropa blanca y desayunos artesanales para abrir cada mañana en esa parte Cuyana del país. Levantarse con el rumor del Atuel es como estar de vacaciones adentro de uno mismo. Descansar desde el oído.

La mayoría de los complejos turísticos y restaurantes del lugar, están ubicados sobre la Ruta provincial 173 completamente pavimentada y acompañada por una frondosa vegetación que en los otoños alcanza amarillos colores que llegan al dorado.

Valle Grande, invita a los viajantes a recorrer sus tierras con las manos, con los ojos, con la piel. Leves murmullos de agua y montañas esperan para recibirlo con historias y vendimia; con amor por lo primitivo. El hombre siempre estuvo allí, solo que lo ha olvidado.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Parques Naturales



Deja tu comentario