Siete Lagos, seguimos el camino

Lago Escondido, en San Martín de los Andes

Desde el cuarto lago de este espléndido recorrido por la Patagonia Argentina, sólo basta recorrer tres kilómetros para llegar al siguiente: el Lago Escondido. Haciendo honor a su nombre, este magnífico destino requerirá de nosotros algo de atención para ser descubierto entre el abundante follaje de la zona.

Está ubicado a la derecha del sendero, que ya dejó de estar asfaltado y es ahora de ripio. Sus aguas de intenso color esmeralda parecen extraídas de un cuento de hadas. Desde el pequeño mirador se obtienen las más hermosas vistas. ¡No hay que olvidar la cámara!

El Camino continúa atravesando el río Pichi Traful sobre el puente que une ambas orillas. Allí suele hacerse un desvío –aunque esto depende siempre de la empresa contratada– para conocer las playas del lago Traful y la Villa del mismo nombre, que son dos interesantes paseos que no forman parte obligada del Camino de los Siete Lagos.

A continuación, llegamos al Lago Correntoso, este sí componente esencial del recorrido. Su magnífico entorno natural permite una parada para explorar la zona y caminar por entre la vegetación y sobre el camino pedregoso de la orilla. Cruzando el río del mismo nombre, se sigue rumbo al próximo lago.

Se trata del Lago Espejo Chico, que se encuentra pasando Villa La Angostura. Aquí se puede descubrir un inmenso bosque que conduce hacia el camping ecológico. La naturaleza en estado más puro se despliega imponente y domina un paisaje maravilloso.

Se retoma la Ruta Nacional 234, que fue la que inició el recorrido, y se parte rumbo al Lago Espejo, que se bordea hasta descubrir uno de sus brazos y llegar al gran hotel que brinda todas las comodidades necesarias para reponer energías después de tamaño viaje. Junto a él, el área de acampe y la playa son dos magníficas opciones para disfrutar del aire libre.

Finalmente, la Ruta Nacional 231 nos sale al paso, y siguiendo sus señales llegamos hasta el final del Camino: el Lago Nahuel Huapi. Este lugar de belleza conmovedora es la sexta extensión de agua más grande de la Argentina, famoso por el monstruo que, se dice, habita sus profundidades.

Generalmente, el destino último de este Camino es Villa La Angostura, un importante centro de montaña que ofrece todo tipo de deportes para disfrutar: trekking, cabalgatas, excursiones, pesca y náutica. Los amantes del salmón podrán degustar un delicioso plato con la especialidad del lugar.

Foto Vía: Mark Robbins

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Parques Naturales, Patagonia



Deja tu comentario