El ritual del mate

ritual del mate

No hay nada más argentino que el mate. Aunque también lo compartimos con Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil. ¿Pero qué es el mate? Es la bebida tradicional que nunca falta en una reunión de amigos o una charla familiar; una buena compañía en las horas de estudio, en las noches de vigilia o incluso en el trabajo. El mate forma parte de uno de los rituales más arraigados de la cultura argentina, como el asado y el dulce de leche, y no podía faltar en este blog.

El mate no es una bebida, sino una infusión como el té. Su nombre deriva de la palabra quechua “matí” que significa vaso o recipiente para beber. El mate se elabora a partir de las hojas y tallos secos del árbol perenne Ilex paraguarensis que crece entre los paralelos 10° y 30° (sur) en la cuenca del río Paraná y Paraguay. Es una planta tropical y subtropical que necesita altas temperaturas y humedad y hasta 1500 mm de lluvia anual. Al producto final se lo denomina “yerba mate” y esta se toma de diferentes maneras según los gustos y las tradiciones de cada región. Generalmente, basta con sólo agregarle un poco de azúcar, pero hay quienes los disfrutan amargo, con cascarillas de naranja o limón, con manzanilla, café, menta, etc. Esto se coloca en el recipiente llamado “mate” o “porongo” que tradicionalmente está hecho de calabazas de buena forma y dureza que luego se tiñen , tallan y decoran para adquirir una confección artesanal.

Al mate hay que curarlo, es decir, acondicionarlo para evitar que se forme moho y malos sabores. Para esto primero hay que separar los mates curables de los incurables. Dentro de los curables están los de calabaza y los de madera; los demás tipos de mates (aluminio u otro metal, plástico, vidrio, loza u otros) son incurables, con un simple lavado ya están listos para utilizarlos. Una vez hecho esto, el siguiente elemento es la pava. Parecido a una tetera, es un recipiente metálico con un asa por encima del orificio de llenado de agua y un pico vertedor, preparado especialmente para ser inclinado sobre el mate y poderlo cebar correctamente. La pava se lleva al fuego y se la retira ANTES de que hierva. Esto es fundamental, de lo contrario, se puede quemar la yerba mate, arruinando su sabor. Y para que el agua dure más tiempo caliente se la puede traspasar a un recipiente térmico o “termo”.

El mate también puede beberse frío para adaptarse al clima local, denominándose “tereré”. Esta costumbre se originó en Paraguay, y también es tomada en Brasil y en las provincias mesopotámicas de Argentina (Misiones o Corrientes), donde las temperaturas son elevadas. En vez de agua caliente se usa una jarra en la que se coloca el agua, varias hierbas y mucho hielo; a veces se prepara con jugo de naranja o pomelo directamente.

mates y bombillas

Último elemento: la bombilla, que cumple la función de sorber el agua desde el mate. La mayor parte de ellas están confeccionadas en metal, aunque también puede ser de caña, no es lo más común. Las más comunes son de aluminio, pudiendo ser también de plata o alpaca, simples o con incrustaciones decorativas. Las hay de formas rectas o curvas y mide aproximadamente 20 cm. El lado inferior es una especie de media esfera hueca con pequeños agujeros para que filtre el agua, mientras que la parte superior es como un sorbete achatado.

Una vez que esta todo listo, viene el arte de cebar el mate. Cebar no es simplemente verter el agua caliente en el mate, sino mantenerlo en condiciones agradables para ser tomado. En la época de la colonia, este trabajo estaba reservado para “las cebadoras de mate”, especializadas en dicha tarea. Hoy en día, en cualquier reunión social, siempre hay alguien que se especializa en hacerlo. El mate se va sirviendo en ronda, hacia la derecha, y el cebador es el responsable de mantener el dinámico ritual hasta agotar el agua o hasta que la yerba se “lave”, o sea, que pierda el sabor. A veces el mate puede “taparse” o “ahogarse”, esto quiere decir que el agua no sube por la bombilla y no se puede sorber, es por eso que hay que saber prepararlo bien.

Los porteños solemos acompañar el mate con facturas y medialunas, pero también con tortas fritas, bizcochitos de grasa, churros, pastelitos de membrillo, alfajores y galletitas. Así, el mate es más que una bebida, es un símbolo de bienvenida y amistad presente en todos los hogares argentinos.

mate

Algunas curiosidades:
La forma de cebado del mate puede tener variadas significaciones en la yerga “matera”:
Frío: desprecio
Lavado (sin gusto): desgano
Hervido (muy caliente): envidia
Cebado por la bombilla (se calienta el metal): odio
Servirlo al de la izquierda: falta de respeto
Con ruda: matecito “para el amor”
Bombilla trancada (no se puede tomar): enamorado
Con espuma: aprecio
Con cedrón: daño del corazón
Primer mate: mate para el tonto. Siempre al primer mate lo toma el cebador
Amargo: Lealtad y franqueza

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Argentina, Costumbres de Argentina, Gastronomia



Comentarios (4)

  1. Jorge Acosta dice:

    En mi modesta opinión, si bien compartimos el gusto por el mate con los argentinos, los paraguayos y el sur del Brasil, los uruguayos estamos mas identificados con el mate, ya que en toda actividad de recreación o de compartir, este elemento de la tradición nunca falta. Elemento que representa el compartir y la confianza. Tal es la asociación del mate con el uruguayo que el prototipo del urugayo se lo representa con el termo y el mate.

  2. graciela quiles dice:

    Dios los bendiga,por lo que aportaron estaba enseñandole a mi nieta que cuando el mate estaba aguado era desprecio y me quise acordar las cosa que se decian como si estaba muy dulce o chorreado,y gracias a los que escribieron este articulo se lo pude enseñar.gracias

  3. Fernando dice:

    Muy bueno y completo el artículo, gracias por compartirlo, y te invito a mi pag dedicada al mate, los mates, y los materos, saludos!!!

  4. Ayme dice:

    Quiero aprender el ritual del mate, lo que significa ese compartir… Estoy saliendo con un Argentino y me encantaria compartir ese momento que es super especial para el… El comparte su mate conmigo, y pasamos un momento lindo; pero siento que es mas que eso… Quisiera aprender mas
    Gracias por el articulo

Deja tu comentario